Alcohol y seducción

El mundo de la noche es conocido por todos, donde todo el mundo sale a olvidarse de sus problemas, y a relacionarse con la gente.

Pero claro, ven que son incapaces de hacerlo si su cerebro está en condiciones óptimas, por lo que lo anulan poco a poco con bebidas alcohólicas o drogas…

Hace tiempo, mi manera de divertirme era esa.

Yo no quedaba con mis colegas para salir sin más.

Quedaba para beber.

La frase no era: “Hoy salimos”. No, la frase era: “¿Vamos a hacer botellón, verdad?”

Esto es algo que me entristece, porque ves que la sociedad ha tomado esto como un hábito

Y que al desinhibirse y ser más sociables con todo el mundo, entran en un estado que les encanta.

He de decir, que para nada es grato despertarte un domingo después de una noche así.

O peor aún, acabar la noche del sábado tirado en cualquier portal con el nivel de culpabilidad por las nubes…

Una noche, quedé con mis amigos, y como era de esperar, hicimos botellón.

Hasta aquí todo normal. Parecía una noche cualquiera, además llevaba un tiempo leyendo seducción, y mi mente me decía que con cuatro cosas iba a dominar a cualquier mujer.

En la cena, algo me sentó mal, y no pude beber lo suficiente a lo que estaba acostumbrado.

Me empecé a hacer preguntas a mi mismo:

“¿Por qué intentas beber más?”

“¿Qué motivo me lleva a comportarme como los demás?”

Aquí fue donde dije: “¡Hasta aquí hemos llegado!”

Esa noche, no entre en mi estado de alcoholismo que todos buscan cada sábado, pero tuve el valor de abrir dos tías buenas.

¡Si, si! Fue un poco rara la situación, iba sin beber, mi boca decía lo que mi cerebro pensaba, no me entraba la risa tonta.

Pero… estaba bastante nervioso.

Estaba un poco nervioso, se lo comenté a las tías y su reacción fue mejor de lo que me esperaba.

Me vieron con mucho valor por no ir bebido, y estuvieron comentando que estaban hartas de borrachos.

Empecé a escalar, escalar, y cuando me di cuenta, ¡había hecho mi primer cierre con teléfono sólido!

Tuve una cita con la chica, que por cierto me cosió a IDIs esa noche (me doy cuenta ahora cuando analizo la situación).

Y lo que pasó entre nosotros os lo podréis imaginar…

Con esto quiero deciros, que cada uno es libre de hacer lo que quiera-

Pero que un buen planteamiento es salir sin consumir para pasártelo perfecto, y ser tu mismo

Sin que haya ninguna sustancia que te modifique.

Piensa en un curso de paracaidismo.

Te pasas horas leyendo y viendo vídeos, hablando con gente que conoce el tema, y cada noche antes de dormir piensas: “¡Esto lo domino yo!”.

Tiene que haber un salto por primera vez, así que llega ese día, subes a la avioneta y empezáis a ganar altura.

Llega un momento en el que el instructor te dice: “A mi señal, ¡salta!”.

Y claro, tú sabes mucho de paracaidismo, pero al no haber saltado nunca, no haber llegado a la práctica, ¡estás cagado!

Pero mira que suerte, que uno de los que va a saltar también, te ofrece una petaca con alcohol y tú bebes.

¡Ahora sí! ¡Ahora no está tan alto esto!

Ahora si lo domino de verdad, ¡parece que he saltado mil veces!… y saltas.

Ese miedo lo has perdido con el alcohol, estás en un estado positivo, tu cerebro no concibe saltar como un riesgo y lo haces.

Todo increíble amigo, pero… si anulas a tu cerebro, por mucho que sepas, ¿Serás capaz de abrir el paracaídas correctamente?

¿Serás capaz de aterrizar sin sufrir lesiones?

Yo creo que no…

Saltar lo pueden hacer muchos, pero luego hay que continuar hasta llegar al suelo, y aterrizar.

En la seducción pasa lo mismo.

Tú tienes tus cartas, lo que has aprendido.

Ahora puedes hacer la entrada del año, pero como no mantengas en estado a la TB, no digas cosas coherentes, en definitiva, no juegues un buen juego…

¡Caes de boca contra el suelo!

Sinceramente, plantearos este tema, por vuestra salud, vuestra economía, por no anularos a vosotros mismos.

Al principio es algo raro, percibes muchas más cosas que antes, y ves a la gente borracha cómo se comporta de verdad.

Pero de corazón, vosotros mismos os lo agradeceréis no en un tiempo muy lejano.

Salir de la zona de confort

Siguiente

Deja un comentario

ir arriba
Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Pon tu email y te lo enviamos gratis!

Revisa tu correo. ¡Te acabamos de enviar un email!