El misterio en la seducción

Creemos que para dar buena impresión a alguien por primera vez, hay que vendernos de una forma buena y mostrarle todas nuestras cualidades. MAL.

¿Por qué?

Cuando conocemos a alguien, esa persona tiene que sentir una conexión entre ambos bastante buena, tiene que estar a gusto, y si conseguimos meterla en nuestro mundo y que sienta que nos conoce de antes, mejor que mejor. Pero, si por el contrario nosotros solo sabemos cualificarnos a nosotros mismos, mostrar nuestras cualidades,  la primera le sorprende, y la segunda, pero después no tendrá interés por conocernos, o bien porque nuestro valor es muy alto, o porque pareceremos demasiado arrogantes, perdiendo todo el valor por la boca…Aquí es donde reside la magia del misterio. De ser un desconocido para ella pero a la vez haber conectado, haber creado un vínculo. Esto hace que ella quiera seguir conociéndonos y se quede con ganas de más.

Es muy sencillo, piensa en dos cajas cerradas, las dos iguales, del mismo color, la misma forma, y una de ellas la abren y ves su contenido. Ahora la segunda caja permanece cerrada pero te van dando pistas, la abren un poquito pero la cierran rápidamente… sinceramente ¿tú no te quedarías con la segunda caja? ¡Yo sí!

El misterio juega siempre a nuestro favor

Debemos ir mostrando poco a poco nuestra personalidad, como forma de premio. Cuando comenzamos una interacción con una chica desconocida, tenemos que mostrarle un poco cómo somos, qué nos ha llamado la atención de ella, qué la hace especial y un medio de comunicación para volver a verla. Si te paras a analizar cada una de estas partes, en todas ellas debes generar ese misterio pero a la vez esa cercanía, para que no se sienta extraña y aumenten sus defensas.

Desde mi punto de vista, las cosas más íntimas para mí, cosas de mi infancia, temas familiares, de ex novias, lo uso siempre para crear un lazo más fuerte con la otra persona, porque si tú das ese paso, ella también lo hará, conociéndola de verdad. Tienes que saber que si tú te abres, ella tarde o temprano también se abrirá. Claro está, que no tiene que ser el mismo día que la conoces, es mejor conocer y mostrar otras facetas de tu vida primero, algo más general, y cuando los dos estéis en ese punto en el que la magia flota entre ambos, ahí es cuando debes mostrarte más vulnerable hablando sobre esos temas. No todos los hombres hacen esto, porque lo ven algo cursi, pero es una auténtica tontería. Qué mejor para conocer a otra persona que sabiendo cómo era de pequeño y cuáles fueron sus vivencias más personales. Y todo esto entre risas, es una coctel de romance que muy pocas controlan.

Por eso, todo está en tus manos, es muy simple: guía la conversación tanto cuando la conozcas, como en la primera cita, en la segunda… Lleva la conversión a donde quieras, juega con su imaginación, hazla volar, y entonces ella pensará en ti más veces de las que crees, porque no hay que tocarle la teta izquierda para llegar a su corazón, sino su mente, que es su lado más sensible y profundo.

Ejercicios para practicar

1 Intenta no ser racional ante cualquier pregunta, y nunca respondas de una manera lógica. Traduce qué te está preguntando de verdad, y responde a eso. Además, no responder a todo genera el misterio que nosotros queremos. Ejemplo:Ella: “¿en qué piensas?”Si nosotros respondemos de una manera lógica, romperemos ese estado que hemos creado para llegar a esta pregunta, porque la traducción de esta es: “Estoy muy a gusto aquí contigo, y quiero saber si tú también. Dime algo por favor”.

2 Crea misterio con tu mirada, sonríe de manera pícara y hazla reír con alguna broma tonta. Lo bueno de las bromas, es que si se “pica”, siempre está el abrazo de reconciliación y es una manera más de acercamiento y contacto entre ambos.

3 Juega con los silencios, las pausas, dale confianza y que hable ella. Escucha y aprende. Aquí también estaremos generando misterio, tanto por no hablar, como por no saber qué pensamos de todo lo que nos está contando. Mantén una cara poco expresiva mientras la escuchas hablar. En ese caso, no sabrá si te está aburriendo o divirtiendo, y estará algo desconcertada. Le vendrán frases a la cabeza del tipo “¿la estoy cagando?”, “¿estaré hablando mucho?”

4 Guarda información sobre ti, nunca lo des todo tan fácil. Es cierto que el primer paso debes darlo tú, ser el primero en abrirte y mostrar tu interior de una manera pausada y meditada. Pero también es cierto que ellas intentarán que se lo muestres mediante preguntas o suposiciones.

Como conclusión final, tu objetivo es ser una persona poco predecible. Darle a entender que tienes un lado que ella no conoce, que no están todas las cartas sobre la mesa, y que en cualquier momento puedes reaccionar de una manera inesperada para ella (tampoco debes parecer un psicópata).

Anterior

Como mejorar la comunicación

La obsesión por el resultado

Siguiente

Deja un comentario

ir arriba
Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Pon tu email y te lo enviamos gratis!

Revisa tu correo. ¡Te acabamos de enviar un email!