Empiezo a notar los cambios

Cuando entré en el mundo de la seducción, creí que había descubierto un tesoro. Y no me equivoqué.

Pero no era el tesoro que yo creía.

Al principio, leí todo tipo de técnicas, rutinas, y conceptos.

Leí tantas cosas y tantas veces que me las sabía de memoria, pero el problema era que no las había puesto nunca en práctica.

Simplemente no me veía haciéndolas.

Resultados de aprender a seducir a las mujeres

Hace poco, decidí que toda esa  información que tenía en la cabeza tenía que darle un uso, no podía quedarme quieto sin hacer nada, ver pasar mujeres a mi lado cada día, cada noche, y yo sin hacer nada, haciendo las mismas cosas de siempre.

Pero, ¿cómo podía cambiar aquello?

La respuesta, una vez más, estaba en mí. No podía cambiar mi situación si no cambiaba yo antes.

Mis creencias, mi forma de ver las cosas, mi autoimagen…

En definitiva, mi visión de la realidad.

Ahora tengo claro que la seducción no es más que un proceso de autosuperación.

No aprendes “trucos” para volverte atractivo ante las mujeres, sino que eres TÚ el que se vuelve atractivo, y ellas lo perciben.

Tu éxito con las mujeres es solo una consecuencia (entre otras) de tu mejora como persona.

No existen trucos ni técnicas, que no os engañen. Nadie tiene la “fórmula mágica” ni el “abridor perfecto” ni el “método definitivo para llevar a mujeres a la cama”.

Todo eso forma parte del marketing. Lo único real en todo esto, es el cambio que experimentas cuando te propones metas que aún no has alcanzado. Y las consigues.

Otra consecuencia de superarte es que te sientes mucho mejor contigo mismo.

Y eso a su vez te da fuerzas para seguir superándote, y comenzar un camino donde cada día eres mejor que el anterior. Cada día te gustas más, y cada día estás más cerca de tus sueños.

Una de mis grandes metas es ser una persona extremadamente sociable. Y estoy en el camino de conseguirlo.

Antes, hace varios meses, pensaba: “me gusta estar solo, me gusta la tranquilidad de la soledad”.

Y ahora me doy cuenta de que eso era una simple excusa para no salir de mi zona de confort y sociabilizar más. Antes, me encontraba incómodo con gente que no conocía, o con gente con la que no tenía mucha confianza. Simplemente prefería quedarme callado en vez de conocer a otras personas, porque me resultaba violento y poco natural.

Hoy, me fuerzo constantemente a relacionarme con gente que no conozco: compañeros y profesores de facultad, gente de mi gimnasio, chicas que me atraen, amigos de mis amigos que aún no conozco bien…

Y siento que cada vez se me hace más divertido y menos incómodo relacionarme con desconocidos.

Otro de mis retos es el de ser una persona segura y confiada. Antes, tenía miedo de meter la pata al hablar, no seguía mi propia intuición, y me sentía inferior a muchas otras personas.

Por alguna razón (que aún no se) creía que había personas que estaban por encima de mí. Y ahora me doy cuenta de que son creencias y miedos irracionales, sin ningún fundamento.

¿Por qué va a ser alguien mejor que yo? ¿Qué tiene él que no tenga yo? Y si tiene algo que yo no tengo… ¿Es que acaso no puedo yo conseguirlo también?

En mi opinión, la mejor persona que puede haber eres tú mismo, porque eres tú el que tienes el control de ti mismo. Tú no puedes controlar a las demás personas, pero te puedes controlar a ti.

Hay una frase que dice: “La clave de la felicidad está en centrarse en las cosas que puedes controlar, y olvidar las que escapan a tu control”.

Tú eres tu propio guía.

Aplica lo que sabes sin miedo y conquista a las mujeres

En tu mano está ser la persona que quieres llegar a ser. Por eso eres tú la mejor persona, porque estás bajo tu control. 

De nada sirve envidiar a otra persona, porque nunca podrás disfrutar sus logros, solo podrás disfrutar los tuyos.

Te lo dice una persona que no se ha sentido a gusto consigo misma varios años, y cuando me di cuenta de que todo lo que yo quiera ser o tener, lo puedo conseguir, simplemente esforzándome, empecé a valorarme cada vez más.

Me veo diferente, me veo distinto, me veo mejor.

Ahora ando con la cabeza alta, no me avergüenzo de nada, y mucho menos de mí mismo. Y cuando cometo un error, me perdono y trato de no volver a cometerlo.

Sé que tú también puedes conseguirlo. Solo tienes que desearlo, proponértelo y esforzarte, justo en ese orden.

Y te aseguro que serás y tendrás todo lo que quieras.

Anterior

Como salir de la Friendzone

Sedúcete a ti mismo primero

Siguiente

Deja un comentario

ir arriba
Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Pon tu email y te lo enviamos gratis!

Revisa tu correo. ¡Te acabamos de enviar un email!