La obsesión por el resultado

¿Por qué pensamos antes de comenzar una interacción en el resultado?

¿Por qué nos ponemos esa meta, llegar a ese número de teléfono, a ese cierre con beso?

Las personas hacemos algo para llegar a un fin, visualizamos ese fin, y desde ahí seleccionamos el camino a seguir para que sea lo más cómodo posible, o si de verdad merece la pena  recorrer ese camino al verlo.

Aquí pasa todo lo contrario.

Para mí, cuando comienzo una interacción, no pienso en que pasará, si la voy a volver a ver, si le gustaré mañana… ¡Por dios!

Quitaros esas ideas de la cabeza que solo os nublan.

En una interacción lo más importante es estar cómodo, ser seguro de cada cosa que haces/dices, y conectar con esa persona lo máximo posible para que haya un mañana entre los dos.

Claro está que si aquí nos ponemos a pensar en el final, no vemos el proceso, no vemos el desarrollo, cómo fluimos hablando con ella, cómo le trasmitimos confianza y seguridad, cómo ella reacciona a cada palabra nuestra, esa sonrisa tonta, esa magia…

Es como querer entrar al cine al final de la película y querer enterarte de toda la historia…

Por eso, no pienses en nada, simplemente sé tú, se esa persona que la va a hacer feliz esa noche, mientras ve como borrachos y hombres marcando bíceps no dejan de acercársele mientras ella hace mil maniobras para quitárselos de encima…

TÚ eres esa persona especial que ella espera, y se dará cuenta enseguida.

Si simplemente te basas en esto, te garantizo por la poca experiencia que tengo, que saldrá bien en todos los casos.

Pero pensarás:  “he hecho esto a la perfección pero aún así, ella me dio largas, se puso a la negativa y claro, todo eso me influyo y me volví a casa pensando en qué he hecho mal, qué tengo que cambiar para otro día, y creo que estoy empezando a tener miedo a hablar con desconocidas porque:  

¿Y si me vuelve a pasar?”

Amigo, voy a decirte que esto es un juego, y en cualquier juego, no depende todo de ti.

Ella es un mundo aparte.

Nadie sabe qué piensa ella, que ha hecho hoy, su estado de ánimo, su nivel hormonal…

Pero nada de esto es escusa para ir y hablar con ella, claro está.

Lo que quiero decir con esto, es que el resultado no depende al 100% de ti.

Pueden ponerte negativas al principio, que pueden ser aros para ver de qué material estás hecho, si eres uno más o eres especial, o también puede que no sea su mejor día.

(En otro post mostraré como esquivar los aros con soltura).

Prosiguiendo con el tema, pase lo que pase, tú no tienes que cambiar nada, tu gesto tiene que ser el mismo, tu postura la misma.

Simplemente sonríe y se feliz.

¿Cuántas mujeres hay una noche donde sales?

Si la respuesta es una sola y no esta receptiva… amigo, mejor que te cambies de ciudad porque tenemos un problema.

Pero todos sabemos que esto no es así. Piensa que en la sala que estés un 50% de ellas quieren algo contigo, antes de verte.

Me refiero que están receptivas ante cualquier estímulo bueno.

Un 30% están en estado normal, pero que pasando con soltura sus primeros aros, se mostrarán interesadas por ti, y el 20% restante son chicas con su novio allí, mujeres que en ese momento no nos llaman la atención que están interactuando con otros hombres.

Ante MI porcentaje, vemos un 80% a tu favor.

Y ahora te pregunto:  

¿Vas a dejar pasar esta oportunidad?

Yo no sé tú, pero… aquellas del fondo me parecen atractivas,

¿Vienes a conocerlas?

«QUE EL RESULTADO NO INFLUYA EN EL PROCESO»

Anterior

El misterio en la seducción

David X: Mejora tu juego interno

Siguiente

Deja un comentario

ir arriba
Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Descarga nuestro nuevo eBook "Como ligar por Whatsapp"

Pon tu email y te lo enviamos gratis!

Revisa tu correo. ¡Te acabamos de enviar un email!